La vida calla

 





La vida calla

 


Acostumbrada a la nueva normalidad


La mujer ha cambiado sus vivencias y sus ansias


Acude al supermercado con mascarilla y enguantada


Compra lo necesario presta como un rayo


Se aleja de los que pasan, de los que ama, del virus exterminador


Que deja el cuerpo con llagas 


En la sangre, en el cerebro, en las piernas, en el Todo y en la Nada


Supura sus dudas con las teclas del ordenador


Habla por Skype o abre el wasap


Las fincas están desoladas


Las calzadas inundadas de horror


El cielo se empaña de un celofán extraño


–parece que hayan echado matarratas—


El ambiente cargado de porquería


Los humos por el suelo y la espera larga, demasiado larga


Pero hay algo que la sumerge en el fango y la mata


El sonido impertinente de las ambulancias que surcan la calles


No una ni dos, sino varias


Demasiadas cada día, cada jornada


Se hunde en sus tímpanos el dolor que arrastran


Las agujas clavadas


La dama de la hoz prendida por estampa


El cuerpo inanimado que lucha por vivir sin ganas


La muerte se cierne en las ciudades


La vida calla

 


@Anna Genovés

Treinta de agosto de 2020


 

#coronavirus #covid19 #rebrotes #segundaola #pandemia #mascarillas #distanciamientosocial #poemas #annagenoves

 

 


2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu texto, Anna. Me ha ayudado a sentir la muerte un poco más lejos. Yo creo que todos saldremos más humanizados después de esta tragedia, al menos eso espero.
    Saludos,Anna y cuídate mucho!
    Borgo.

    ResponderEliminar